20070914

El Especismo Vecino de Cada Día

El Especismo Vecino de Cada Día

Que el especismo anda en la vuelta, no es novedad. Vecino o no, la discriminación hacia quienes no forman parte de la sobreestimada y elogiada humanidad se hace notar. Es parte de la cultura. Pero tampco nos dejemos convencer, como muchos quieren hacernos creer, de que 'sin especismo no se puede vivir'. O sea, anda en la vuelta el discurso de la propaganda panfletera de ‘la carne nos hace fuertes’ y todo eso. Pero con dos dedos de frente cualquiera se da cuenta que los países que van por buen rumbo, son los que diversifican y actualizan sus mercados (primer mundo), y no los exportadores de commodities (cuarto mundo).

El especismo anda siempre por la vuelta, pero esta semana, y tal vez porque El Prado estimuló sus ánimos (la expo del Prado es la mayor exposición ganadera del país), esta semana salieron ‘con todo’. Aparte de la expo que inauguró, los ejemplos especistas de Marina, y la ampliación de la cárcel para inocentes en Villa Dolores, salió el ‘pollo del Pepe’.

Adoctrinando a los gurises

Que la expo del Prado se hace todos los años, es de público conocimiento. Que si bien se muestran todo tipo de cosas, tecnología, vehículos y cultura internacional, el foco y la organización sigue siendo la utilización de animales, eso también es bien conocido. Pero este año han ampliado su estrategia, y han utilizado menores de edad, niños y niñas para que repitan frases como ‘Vení! Hay todo tipo de animales!’. Por supuesto, todos sabemos que si bien la ‘utilización de menores’ siempre es con consentimiento de sus padres, aunque no deje de ser utilización, al menos los menores están protegidos de ser utilizados como si fueran objetos de derecho. Pero ésto no deja de ser un tema muy relevante, ya que todos los días vemos como menores son utilizados en esquinas y semáforos. Estamos en contra de la utilización de animales nohumanos, pero también de los humanos. Aclaro esto porque nunca falta algún comentario tirado de los pelos, de quien cuestiona diciendo “No, primero hay que hacer algo por los niños!”. No se trata de primero unos y después otros, son problemas diferentes. Para los niños y niñas explotadxs hay instituciones, hay leyes que previenen que eso suceda. Utilizar a un niño o niña como si fuese un objeto de derecho es un delito, y grave, en eso estamos de acuerdo. Utilizar animales nohumanos como objetos de derecho es una actividad económica regulada/legitimaada, bien conceptuada en los medios, y además elogiada como ‘orgullo nacional’.

Desempolvar la perrera para utilizarla como ejemplo

Está muy bien salir a defender a los gurises, claro que sí. Pero es necesario hacerlo en detrimento de otros? Es necesario utilizar un ejemplo tan poco feliz como el que utilizó la Ministra Marina? Afortunadamente la perrera ha desaparecido del ideario uruguayo, a pesar de que la ley de utilización de animales que están por votar, la famosa ‘ley de bienestar’, no dice nada de abolir la perrera de una vez y para siempre. Pero al buscar un ejemplo con ‘efecto’, la Ministra no tuvo mejor idea que reinventar el campo de concentración para perros y gatos, al decir algo así como que ‘Los niños no son perros que se los manda a la perrera!’. Cabe aclarar que el comentario fue en respuesta a un proyecto gubernamental para aumentar las penas a los menores infractores.

De cerrar... bien, gracias

Se pueden poner muchas excusas si no se quiere hacer algo. Quienes procuramos que los animales tengan derecho a no ser utilizados como objetos, objetos de ningún tipo, ni objeto con carne, objeto lechero, peletero, de lana, de entretenimiento, o cualquier otra forma de utilización, venimos buscando desde hace años, el cierre de la cárcel de animales en Villa Dolores, Montevideo. Entre otras cosas, es la cárcel de esa ciudad que tiene la justicia más ineficiente: todos los reclusos son inocentes. Mejor dicho, si vamos a restringirnos a la ley, son culpables, son definidos legalmente como ‘objetos’, y por lo tanto, a un humano se le ocurrió que ese es su lugar. El famoso, popular y de inocente nombre ‘zoológico’ es una patética demostración de que si no sos humano, te toca ser exhibido en un calabozo con cadena perpetua. Desde las autoridades municipales responsables se nos han dado innumerables excusas para decirnos por qué ‘no se puede cerrar’. Algunos argumentan que ‘no es posible en este momento, porque trasladar a los animales implicaría un gasto...’, etc., etc. Al menos esa excusa implica intención de cerrar la cárcel. Pero si hay algo que no es muy brillante hacer si se pretende cerrar un establecimiento, es reformarlo! Peor, reformarlo para traer más reclusos! Apenas estén prontas las reformas edilicias, comprarán más animales. Y ahora no sólo se les utilizará como entretenimiento/exhibición durante el día, sino que también durante la noche. De cerrar, ni hablan, quienes quieren que no se cierre, claro.

El pollo del Pepe

Del Pepe, primero fue el ‘asado’, luego el ‘cordero’, luego el ‘pescado’, después nuevamente el ‘asado’, y ahora el ‘pollo del Pepe’. Claro que ninguno de ellos es del Ministro. Las vacas son de ellas mismas, al igual que las ovejas, los peces, y los pollos. Ellos tienen interes en vivir su vida sin ser utilizados como si fuesen objetos, pero eso no lo quieren saber los explotadores. Bajo la populista consigna de ‘abaratar productos para que el pueblo pueda comprarlos’, han aparecido toda esa serie de subsidios por parte del Estado, subsidios que todos debemos costear. Pero si algo queda más que claro, es que la idea no era abaratar productos, ni siquiera abaratar productos de la canasta básica, no sólo porque de básico la carne no tiene nada, porque es uno de los inventos más suntuarios que puedan existir, sino que siempre que se habla de subsidiar algún producto realmente básico, como la polenta (harina de maíz), la harina, o las legumbres (las mejores fuentes de proteína que existen), siemre hay una versión oficial que dice ‘para esto, el presupuesto ya no alcanza’. Está más que claro, no hay intención. La intención es la de seguir subsidiando a los pecuaristas.

1 comentario:

perla dijo...

Muy bueno tu comentario Pablo. A mi personalmente me duele cuando escucho a personas por "los derechos humanos", repetir hasta el cansancio, la importancia en la dieta de la carne y la leche. Escucharlas dar recetas donde dicen de desmenuzar, cortar, asar, freir, en fin........no se dan cuenta que hacen lo mismo a otros seres, de lo que se hizo a sus seres queridos y a mi propia generación.
Hay una escinción difícil de poner "blanco sobre negro".